miércoles, 26 de diciembre de 2012

Liam Payne "Mi sueño de Navidad"


Resoplo por decimoquinta vez, y me llevo las manos a la cara otra vez. Hago una cruz en el aire y rezo el Padre Nuestro por sexta vez. Vuelvo a mirar a mi mejor amigo, que está intentando aprender Español. Pero es que apenas se esfuerza. Prácticamente ni lo intenta. Solo hace que mirarme.
- Liam concentrate en el ejercicio por favor – digo por quinta vez – Tienes que pronunciar bien. Repite conmigo: Mi nombre es Liam. Vengo de Inglaterra.
- Mi bombre es Briam. Lengo de Inlaterra.
Vamos a probar otra cosa – digo con una sonrisa.
- Adelante – me dice Liam con su preciosa sonrisa.
Hola, soy Liam – digo yo.
Hola, soy Liam – dice él muy bien pronunciado.
- Bien, vamos avanzando.
- Oye Lauren gracias por todo.
- Liam ya lo hemos hablado. Si hago esto es porque quiero hacerlo.
- Ya pero me siento mal, porque no quieres que te paguemos ni nada...
- ¡Liam! - exclamo cortándolo – Ya hemos hablado de esto un millón de veces. Todo esta perfecto. Eres mi mejor amigo. Me sentiría mal si no lo hiciese.
- Gracias Lau. Eres la mejor.
Llevo enamorada de mi mejor amigo Liam des de que tenía catorce años. Es decir cuatro años escondiendo el secreto. ¿El motivo? Ni yo misma lo sé. El problema es que el es un cantante famoso, y yo soy... una más del montón.
- Bueno Lauren, yo me voy ya. - me dice mientras se levanta y empieza a recogerlo todo con una sonrisa en el rostro – Tengo una entrevista, pero antes de irme... Te gustaría salir conmigo esta noche. Ya sabes... en plan cita.
- Esto... Claro – digo sorprendida – Pero me visto formal o informal.
- Formal – dice aún con sus sonrisa presente en su precioso rostro – Te va ha encantar.
Entonces sale por la puerta, y yo me quedo unos segundos asimilando todo lo que me ha dicho.
- ¡Tengo una cita con Liam! - grito.



Tres horas después...

Lauren estate quieta.
- Lisa me haces daño – le contesto a mi hermana mayor.
- No te haría daño si te estuvieses quieta y como buena hermana pequeña me hicieras caso – dice ella con una sonrisa maquillándome – Ya está. Que buena soy. Te he dejado increíble.
Me levanto de la cama y me miro en el espejo. Es verdad. Estoy increíble. No me reconozco.
- Vaya... Li, me has dejado increíble.
- Gracias. Estoy trabajando para algún día ser diseñadora y maquilladora profesional.
- Pues dejame decirte que... - empiezo, pero el timbre hace que me calle.
- ¡Ya está aquí! ¡Ya está aquí! - grita mi hermana.
- Oye no se supone... ¿que la cita la tengo yo?
- Que graciosa.
Baja corriendo las escaleras y yo la sigo un poco más calmada. Aún que mi hermana sea un año mayor que yo, le gusta la fiesta y divertirse más que a ningún ser humano en el planeta.
- ¡Lauren! ¡Tu novio! ¡Quiero decir Liam! - grita ella.
Otra cosa que le gusta a mi hermana a parte de salir de fiesta, reír, divertirse, cantar, es dejarme en ridículo y por supuesto y por encima de todo... gritar.
- ¡Estoy aquí! - digo yo gritándole en la oreja.
- Oye Lau no hace falta que me grites – dice ella. Se me había olvidado. Echarme la culpa a mi de todo también es uno de sus hobbies.
- Pero si yo no... has sido tu – digo. Aún así la quiero mucho.
- Algún día serás igual que yo – dice haciendo que nos miremos en el gran espejo.
- Algún día... - digo yo con una sonrisa.
- Venga que Liam te espera fuera – dice empujándome y dedicándome una sonrisa.
- Gracias Lisa.
Salgo fuera, y veo a Liam de espaldas a mi, mirando el paisaje del bosque con una sonrisa. Lleva un esmoquin negro que hace que babee y una rosa roja en la mano.
- Te dije que te pusieras guapa, no que te pasaras cinco pueblos – dice él girándose.
- La expresión en realidad es: No que te pasaras tres pueblos – digo corrigiéndola porque se que le molesta.
- Sabes que odio que me corrijan.
- Si lo dijeses bien no habría ningún problema – digo con voz cantarina.
- Calla y sube al coche – me dice sonriendo.
Hago caso, y el empieza a conducir, pero entonces lo miro con una sonrisa.
- ¿Que miras? - dice sonriendo.
- A donde vamos.
- Al bosque.
- ¡¿Al bosque?!
- Si – dice riendo por mi reacción.
- ¡¿Y si hay hombres lobo?! - grito yo.
- Si, estará Jacob de Crepúsculo esperándote para comerte y convertirte en hombre lobo.
- En realidad es Edward el que muerde y te convierte en vampiro.
- ¿Vas a estar todo el día corrigiendo me?
- Hasta que hables bien si – digo con una sonrisa.
Para el coche de golpe.
Hemos llegado al infierno.
Madre mía con el miedo que me dan a mi los bosques, pienso yo.
Hay una mesa en un claro del bosque preparada para dos personas.
- Mesa para dos señorita – dice en español Liam. ¡Espera! ¡En español!
- ¡Liam! - grito.
- Dime – dice en español.
- ¡Hablas español! - sin darnos cuenta estamos hablando español.
- Más o menos.
- ¡¿Y porque vas a clases?! A demás en mis clases eres un desastre.
- Bueno esto ya no se decirlo en español – dice volviendo al inglés.
- ¿Que ocurre aquí Liam? - pregunto seria.
- Lauren estoy enamorada de ti des de.... bueno des del primer día en que te conocí. En ese momento no creía en el amor a primera vista. Creía que sería un cuelgue pasajero, y aquel día en que jugamos a la botella y nos besamos un montón de fuegos artificiales explotaron en mi estómago – dice cogiéndome las manos – Te quiero Lauren. Más de lo que tu te imaginas.
- Yo también te quiero.
- ¿Enserio? - dice con los ojos iluminados.
- Claro, pero cuando lleguemos a casa serás tu el que le explique y aguante a mi hermana, porque de seguro que te va a soltar un rollo de que tengas cuidado.
- Correré el riesgo. ¿Cual es tu deseo para está Navidad? ¿Se ha cumplido?
- El mío era que mi mejor amigo se declarase y me pidiese salir, pero solo ha hecho una cosa – digo con una sonrisa graciosa.
- Lauren, ¿quieres salir conmigo?
- Nada me haría más feliz – digo.
Nos tumbamos en la pradera. Yo apoyo mi cabeza en el pecho de Liam, y el acaricia mi pelo dando pequeños besos en mi cabeza.
- Gracias por hacer realidad mi sueño de Navidad, Liam – le digo.
- Gracias a ti – dice él.
- ¿A mí? - digo yo sentándome – ¿Porque?
- Por todo Lauren. Por todo. Tu siempre me has ayudado, me has apoyado. Has hecho mi vida mucho mejor.
Acercamos nuestros rostros y cuando nuestros labios se van a rozar me detengo un momento y le miro a los ojos.
- Te quiero Liam.
- Te quiero Lauren – susurra él acabando la distancia entre nosotros, y así mi sueño de Navidad se acabó de cumplir por completo.

__________________________________

LO SIENTO, LO SIENTO, LO SIENTO MUCHÍSIMOO!!!!!! Se que si quereis podéis matarme, os doy la dirección de mi casa para que podáis acuchillarme.
Lo siento para aquellas que esperavan con tanta ansia el One Shot de Liam y que les he plantado esta mierda pero no sabía que escribir. LO SIENTO MUCHÍSIMO DE VERDAD.

PD: Este capítulo se lo iba a dedicar a una de mis mejores amigas Mercè (HappyGirl) pero prefiero dedicarte otro que haga de Liam mejor porque este me ha quedado como una mierda y lo siento muchísimo

Besos!!
MarinaXX

martes, 25 de diciembre de 2012

Help please

Chicas necesito vuestra ayuda. Quiero haceros un One Shot de Liam y lo quiero tener preparado para mañana o pasado, pero como en todas las cosas hay un problema...

NO HAY INSPIRACIÓN!!! hahaha (me rio como los ingleses! como molo hahaha)

Chicas ya sabeis que si se os ocurre algo. Por muy pequeño que sea por favor dejarme un comentariooo! Me ayudaria muchooo!

PD: MERRY CHRISTMAS


Besos!!
MarinaXX

lunes, 24 de diciembre de 2012

Niall Horan "Fin de año"


- Recordad chicos, que es muy importante este baile. La señorita List y la señorita Tomlinson serán la encargadas de este baile, así que si tienen alguna petición, ellas mismas me han pedido que se lo digáis.
- Gracias señor - dice mi mejor amiga Hanna.
- Podeis sentaros - nos ordena el profesor.
Hannah y yo obedecemos, y nos sentamos en nuestros asientos para seguir escuchando la clase, pero cuando pasan diez minutos, recibo una nota de mi amiga.

¿Con quien vas a ir al baile pillina?

La miro negando con la cabeza. Ella insiste en que se lo pida a uno de los amigos de mi hermano Louis. Su nombre es Niall. Estoy colada por él des de que tengo uso de razón, pero nunca he sido lo suficientemente valiente para acercarme a él y decírselo a la cara.
- Vamos Charlotte tu puedes – me dice ella.
- Dos cosas Hannah – le digo – Primera: No me llames nunca más Charlotte. Llámame Lottie.
- Que pesada eres Lottie. Sabes que cuando te llamo Charlotte es porque tengo razón – dice ella con una sonrisa. Hannah es increíblemente guapa.
- Segunda: no se lo voy a pedir. Es uno de los chicos más guapos y populares del instituto no va a querer ir conmigo al baile de Navidad.
- ¿Por que no? - dice ella, y en ese momento suena el timbre.
Me levanto corriendo, y voy hacia mi taquilla cuando sin querer choco con mi hermano y sus amigos cuando se me caen los libros al suelo.
- !Lottie! - grita mi hermano mientras me abraza – Sigues tan torpe como siempre hermanita.
- Que gracioso Lou – le respondo – Hola chicos – digo mirando por detrás de él.
- Hola Charlotte – contesta Niall con una pequeña sonrisa..
- ¡Lottie! - grita Harry corriendo a abrazarme.
- Chicos siento decir esto pero llego tarde a clase de historia y a demás tengo que preparar el baile. Si tenéis alguna idea por favor decirme la.
- Claro Lottie – dice mi hermano – Nos vemos en casa.
Empiezo a andar, y voy hacia mi taquilla. Me miro en el reflejo. Nunca seré tan guapa como Hannah. Ella es preciosa y yo soy normal. Pongo la combinación, y la abro para poder coger mi libro de historia y de inglés. En ese momento la taquilla se cierra.
- Tengo que hablar contigo, Charlotte – dice la voz de Niall.
- Claro, ¿que ocurre?.
- Bueno... tu sabes que... bueno, ya sabes el baile... de Navidad... Tu... Yo... Bailar...
- ¿Si...? - digo.
- ¿Irías conmigo al baile de Navidad, Charlotte?
- Con una condición – digo con una sonrisa.
- ¿Cuál? - pregunta Niall curioso.
- Que dejes de llamarme Charlotte – digo riendo, a lo que él no tarda en añadirse.


Tres días después

¡Tía espabila! - me grita al oído Hannah.
- Queda una hora para el baile, ya voy – le digo tranquilamente.
- Me encanta tu cuarto tía. Como te lo montas – dice mi amiga.
- ¿Con quien vas a ir tu? Quiero decir, ¿con quien vas a ir al baile?
- De eso quería yo hablarte Lottie – me dice sentándose en mi cama con una sonrisa nerviosa.
- ¿Ocurre algo Hann?
- Voy a ir con tu hermano al baile de Navidad.
- ¡¿Que?! – grito yo poniéndome en pie.
- Lottie tranquila – me dice ella intentando calmarme.
- ¡¿Tranquila?! ¡Hannah! ¡¿Como puedes ir con mi hermano al baile?! ¡Sabes la cantidad de veces que hemos hablado sobre eso! ¡Mi hermano es intocable!
- Lottie lo siento, pero a mi tu hermano...
- ¡¿Mi hermano qué?!
- ¡Me gusta Louis!
Mi habitación se queda en silencio, y entonces me doy cuenta de la gran tontería que acabo de hacer con Hannah.
- Lo siento – digo sentándome otra vez en la cama.
- No importa – dice con una pequeña sonrisa.
- Vamos a vestirnos – digo cogiéndola de la mano y empujándola al probador.
Estamos allí como una media hora, cuando salimos. Miro a Hannah y está perfecta.
- Vas genial Hann – le digo retocándole un poco el moño.
- Gracias Lottie. Tu estás preciosa. Voy a tener que vigilar que Horan no se pase contigo.
- Tampoco es para tanto – digo mirándome y quitándole importancia.
- Como tu digas.
En ese momento oímos el grito de mi hermano, y bajamos tan rápido como podemos hasta el salón, donde está él con un traje negro y una rosa roja, que rápidamente entrega a Hannah.
- Estas preciosa – oigo como le susurra al oído.
- Gracias – susurra ella avergonazda.
Busco con mi mirada a ver si Niall a llegado ya, pero al parecer el me encuentra antes.
- Estas guapísima Lottie – murmura alguien a mis espaldas.
- Gracias Niall. Tu estás.... presentable – digo riendo.
- Oh venga, estoy guapísimo y lo sabes – dice con una sonrisa.
- Ya te pareces a Hazza - digo riendo.
- ¿Nos vamos? - pregunta la voz de Louis.
- Claro.
Subimos al coche de mi hermano, que nos lleva al baile. Allí podemos ver todo de parejas bailando, y Niall no tarda en arrastrarme hacia la pista.
- Niall yo... no sé bailar – le confieso.
- No te preocupes. Yo te enseño – me dice él.
En ese precioso momento, se oye la voz del director, y como anuncia que falta un minuto exactamente para el año nuevo.
- Lottie, ahora que va a acabar el año, yo te quería decir una cosa.
- Dime Niall.
- Es.... algo que llevo queriendo decirte hace tiempo – dice con una sonrisa.
- Claro, cuentáme.
- ¡Lottie! ¡Lottie! ¡Lottie! - grita mi mejor amiga mientras viene corriendo hacia mi.
- ¿Estas bien Hann? ¿Que pasa?
- ¡Lou me ha pedido salir!
- Muy bien, tu... dile que si.
- ¿No te importa verdad?
- Tranquila – digo forzando una sonrisa. No me hace mucha gracia que mi hermano y mi mejor amiga salgan juntos.
- ¡Bien voy a decírselo! ¡Te quiero eres la mejor amiga del universo!
Entonces se va, y yo vuelvo a fijar mi ojos en los de Niall. Son como un mar azul, lleno de esperanzas y sueños sin cumplir.
- ¿Que me estabas diciendo? - digo intentando no perderme en ellos.
- Que te quiero Lottie – dice y yo me quedo perpleja, con los ojos muy abiertos – Des de que tu hermano nos presentó aquel día en...
No le dejo seguir hablando porque eso me suena a discursos cursis de los que Hannah y yo solemos reírnos. Por eso le doy un beso al que él corresponde rápidamente.
Esto si que es un sueño de Navidad. En el momento perfecto, con la persona perfecta.
- Te quiero Niall.
- Te quiero Lottie.
Nos volvemos a besar y en ese momento suenan las campanadas que indican que año nuevo a llegado.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Louis Tomlinson "Como la primera vez"


El timbre de clase suena, y el profesor entra en el aula, seguido por una chica preciosa, de pelo oscuro y liso entra detrás del profesor. Va con la cabeza gacha. Debe de ser muy tímida.
. Hola, me llamo Nicole Parker y soy vuestra nueva compañera – dice murmurando. Casi tan bajo que ni se le oye.
- Señorita Parker digalo más alto – le dice el profesor.
- Me llamo Nicole Parker y soy vuestra nueva compañera – repite más alto Nicole.
- Bien señorita Parker siéntese al lado de la señorita Nicholes.
- Ya voy – susurra.
Empieza ha andar, y se sienta a mi lado de la silla. Deja los libros en el cajón, menos el de historia. Entonces me fijo en su ropa. Va muy guapa y nada exagerada como la mitad de chicas de este instituto.
- Soy Jade Nicholes – digo extendiéndole la mano.
- Me llamo.... Bueno, ya lo has oído antes – dice con una sonrisa.
- Señorita Parker, señorita Nicholes, si es tan importante lo que están diciendo en vez de prestar atención a mi clase vayan al pasillo – nos ordena el profesor.
- Amargado – susurro cuando paso por su lado.
- ¿Ha dicho algo señorita Nicholes?
- He dicho que majo – suelto.
- Al pasillo – nos ordena.
Nicole y yo salimos por la puerta, pero en ese momento nos damos cuenta de que no estamos solas en el pasillo. Hay dos “cosas” que nos molestan.
- Hey, mira la guapa con una amiguita nueva – dice su irritante pero perfecta voz.
- Voy al baño Jade – me susurra Nicole – Ahora vuelvo.
Entonces se da media vuelta y se va. Entonces veo como el tonto número dos le da un codazo a él tonto número uno diciéndole que va a seguir a Nicole.
- ¡Ni se te ocurra acercarte a ella...! - empiezo a gritar pero ya se ha ido detrás de Nicole.
- Parece que solo quedamos tu y yo – me dice él.
- ¿Que quieres Tomlinson?
Me acorrala contra las taquillas, y se que estoy apoyada en la suya, porque me aparta un segundo para hacer un movimiento con la mano y conseguir abrirla. En ella deja ver preservativos (pervertido), ropa de recambio (chulo), libros (¿para que?! Si no estudia) y también tiene... ¿un espejo?
- Mira Jade, que hermosa eres – dice haciendo que mire el espejo, cogiendo mi cara entre sus manos.
Hago lo que me dice, pero yo solo veo a una chica normal de instituto. Nunca en mi vida me he considerado nada guapa, aunque todo el mundo lo diga.
- No me considero guapa – digo pasando mi mano por mi pelo.
- Pues estás ciega – dice, y entonces me hecha a un lado con suavidad poniéndose él delante del espejo – ¿Ahora que ves?
- Veo al mismo chico chulo de todos los días – respondo riendo. Por primera vez después de dos años estoy riendo con Louis Tomlinson
- Yo veo a un chico, que dejó escapar a la chica perfecta, y ahora se arrepiente de todo – dice mirando hacia el suelo, y al cabo de dos segundos yéndose.
Suelto un suspiro y un sollozo y me siento en el suelo, apoyando las manos en el, cuando noto un papel. Lo abro, y empiezo a llorar más cuando lo leo.

Querida Jade ,
Nunca he escrito una carta a nadie, así que soy nuevo en esto. Supongo que no te esperarías que te la escribiera yo, porque hace dos años que dejaste de quererme.
Lo entiendo.
Sé lo que te hice.
Aún por las noches sigo teniendo sueños en los que tu estás al lado mío, como hace hoy mismo dos años justos.
Sé que no tiene perdón. Lo siento Jade.
Nunca debí hacerte lo que hice. Nunca debí engañarte con aquella chica. Sé que nunca me querrás perdonar por muchas veces que te pida perdón y por muchas veces que me arrastre.
Te ignoré todos estos años, no porque no me importases lo suficiente para volver y pedirte perdón, sino que yo era, soy y seré siempre una mala influencia para ti.
Solo te daba esta carta para que sepas la verdadera razón sobre todo, y aunque nada cambie, al menos sabrás la verdad.
Es cierto. Te engañé. Te abandoné. Te ignoré durante dos años y te dejé en ridículo delante de todo el colegio, pero solo pensaba en una cosa. Solo lo hacia por ti.
Sé que tal vez te esperabas más, pero soy nuevo en esto de las cartas, y lo siento si te he decepcionado o te esperabas más de lo que te has encontrado.

Posdata: Te quiero Jade. Nunca he dejado de hacerlo.

Tu compañero, ex-novio, ex-amigo, idiota, imbécil...
Louis Tomlinson XXX


Seguía llorando y llorando hasta que una mano se puso en mi hombro. Me levanté y vi unos ojos de color azules.
- ¿Niall?
- Louis ¿verdad?
- ¿Tendría que creérmelo? - pregunto.
- Hay algo que te voy a decir. Jade yo fui tu mejor amigo, y cuando Lou te dejó, estuvo des de aquel día hasta ahora hablándome de lo imbécil que había sido.
- ¿Enserio? - pregunto sonriendo.
- Yo no te miento.
Me levanto corriendo en busca de aquel chico que una vez me robó el corazón, y del que nunca me he olvidado.
Lo encuentro sentado en la calle con las manos en la cabeza. Creo que esperando el autobús que ya llega, y antes de que suba le pego un grito:
- ¡Louis!
El frena de golpe, y baja del autobús, que se va desapareciendo por la carretera. Me acerco a él y me lanzo a sus brazos.
- No tenías que haberlo hecho. No eras malo para mi. Eras todo lo que yo tenía Louis – repito una y otra vez en su hombro.
- Te hacía mal Jade, y lo sabes – susurra.
- No es cierto. Y-yo me portaba m-mal por-qu-ue quería.
- Jade eso no es cierto, deja de mentir.
- Louis por favor no me dejes. Te necesito – digo, y levanto la cara para mirarlo. Está muy serio.
- Vas muy guapa – dice mirándome de arriba a bajo.
- No me cambies de tema Lou – digo yo – Me vas a borrar del mapa... ¿con una simple carta?
- Si, eso es lo que intento.
- Pues sigue intentando.
- Jade, por favor...
- No Louis – digo cortándolo.
- Jade no hagas esto más difícil de lo ya es.
- Nunca he dejado de quererte Lou – le confieso.
- Yo tampoco Jade.
Él solo esboza una sonrisa preciosa, para luego depositar un suave beso en mis labios y desaparecer del instituto.
- Volveré. Te lo prometo – oigo su voz gritar a lo lejos.


Tres años después...

Hace tres años que vi a Lou por última vez, y no he salido con nadie en todo este tiempo. No quiero hacerlo si no está él conmigo. Mis padres y Nicole me han ayudado y me han buscado citas pero no quiero ninguna que no sea con él.
Aún que hayan pasado tres años, sigo esperando el momento en que vuelva a decirme que me quiere, y que por fin podamos estar juntos.
- Después de tres años y no has cambiado – susurra una voz a mis espaldas.
- Gracias por no romper tu promesa – digo con una sonrisa mientras me giro.
Entonces siento como después de tres años vuelve a besarme, pero me siento igual de bien que la primera vez.

martes, 18 de diciembre de 2012

Harry Styles "El destino"



- David, se que estás ahí y que puedes oírme – digo con la voz rota. Me sorbo la nariz y vuelvo a mirar el cuerpo de mi hermano, inmóvil en la camilla, mientras su pecho se mueve de arriba a bajo con lentitud – Los médicos han dicho que papá ha mu-muerto. No han podido hacer nada. Tampoco han podido hacer nada por mamá. Murió al instante en el que el tren chocó contra el coche – me siento en la cama y la aparto el pelo de la frente – No puedes dejarme David. Solo te tengo a ti – murmuro.
- Jasmine tenemos que hacerle unas pruebas a su hermano – me dice una enfermera.
- Claro ya me voy – le respondo con un sonrisa. Acerco mis labios a la frente de mi hermano y se la beso – Luego vuelvo.
Salgo de la habitación y me dirijo hacia la puerta, pero voy tan concentrada en mis pensamientos que no veo por donde camino.
- Lo siento – dice un chico que ha caído al suelo al igual que yo – No miraba por donde iba.
- No tranquilo. Es culpa mía. Tampoco suelo mirar por donde camino. Y menos en un sitio como este.
- Harry Styles – dice extendiéndome la mano.
- Jasmine Brooks – digo aceptándola.
- Y dime Jas – empieza él. Vaya, dos minutos de conversación y ya me ha puesto mote – Que hace una chica tan guapa como tu... ¿En un sitio como este?
- No es algo de lo que me agrade hablar – digo yo.
- Lo siento si te ha molestado. No quería parecer impertinente – dice disculpándose.
- No claro que no. Es normal preguntar – digo mirando esos ojos azules.
- Entonces.... ¿que te trae por aquí? - vuelve a preguntar él pasándose una mano por su pelo.
- Un accidente de coche – digo yo.
- Cuéntame – pide.
Respiro hondo, y nos sentamos en unas sillas grises. Él me mira a mi, y yo miro al frente recordando lo que pasó hace no más de un día.


Flashback

- Papá vas demasiado rápido, nos vamos a chocar – digo yo.
- Mine – me dice mi padre. Mine en ingles significa mía, y me llaman así. – Llevo conduciendo treinta y dos años. No va ha pasar nada.
- Papa Mine tiene razón. Vas demasiado rápido y a penas se ve la carretera – me apoya David.
- Dejad en paz a vuestro padre – nos dice mamá con una sonrisa – Él sabe lo que hace.
Entonces vemos unas luces y entramos en lo que parece ser la vía del tren. Estoy muy asustada, y David lo nota por lo que me coge de la mano.
- Will sal de la vía del tren – ordena mi madre.
- Ya voy tranquila.
Pone el coche en marcha y intenta salir de allí, lo que ocurre es que va en dirección contraria, y vemos a un tren a quince metros de nosotros. Ya no hay nada que hacer
- ¡Will sal de la vía! - grita mi hermano.
Solo oigo un grito agudo de mi madre, como mi padre murmura un lo siento, y a mi hermano tirarse encima mío protegiéndome con su cuerpo, justo en el momento en el que el coche choca contra nosotros y todo se vuelve oscuro.

Fin del Flashback


- Jas lo siento. Si lo hubiese sabido no habría preguntado, yo... - empieza Harry pero lo detengo.
- No me tienes que pedir perdón por nada Harry Está todo bien – le digo.
- Llámame Hazza por cierto.
- Claro – digo con una sonrisa – Hazza... ¿Tu que haces aquí?
- Bueno, estoy aquí por mi mejor amigo Lou - dice él apoyando su cabeza en la fría y blanca pared del hospital.
- ¿Que pasó? - pregunto yo.
- Estábamos en una fiesta, y bueno se emborrachó tanto, que a penas sabía lo que hacía. Había una fogata fuera, y digamos que bueno, se metió dentro. Tiene quemaduras de grado leve porque lo apartaron a tiempo, pero aún así estoy muy preocupado.
- No te preocupes Hazza. Te prometo que va ha estar bien.
- Espero. Es que Lou es como mi hermano. Mi compañero que siempre está a mi lado. La persona que sabes que nunca te dejaría sola.
- Me pasa igual con mi hermano – suspiro yo – Era tan comprensivo con todo el mundo.
Nos quedamos en silencio, pero noto como no aparta la mirada de mi. Esos potentes ojos azules hacen que no pueda mirarlo a los ojos y tenga que mirar al suelo.
- Jasmine – me dice una voz – Lo sentimos mucho.
- No por favor – digo tapándome la cara.
- Lo sentimos de verdad – me dice la enfermera – Ha sido muy fuerte, pero la contusión cerebral ha podido con él.
Empiezo a llorar desconsoladamente, y Harry me abraza con fuerza. Entierro mi cabeza en su cuello mientras el me acaricia el pelo.
- Tranquila Jas – susurra contra mi pelo – Todo va ha estar bien. Tranquila.
- É-él ha mu-muerto. Hazza David ha muerto.
- No pasa nada Jas. Piensa que él está mejor donde está ahora. A él no le gustaría que llorases.
- Lo sé – digo secándome las lágrimas con la manga.
- Ves – me dice – Así estás mucho más guapa.
- Gracias – le digo con una sonrisa.
- ¿Eres fan de los Beatles? - me pregunta viendo mi ropa.
- Si – digo yo – Me encantan.
- ¿Conoces a One Direction? - me pregunta.
- No tengo ni idea de quien me hablas.
- ¿No te suena esto? - dice sacando su teléfono y poniéndome una canción.
Tras un rato de escucharla me doy cuenta de que es What Makes Your Beautiful. Si que la había escuchado alguna vez, pero supongo que nunca había tenido tanta curiosidad para saber quien la cantaba.
- Si, la había sentido antes – digo yo – ¿Porque?
- Yo canto en ese grupo – me dice con una sonrisa.
- ¿De verdad? - digo con los ojos iluminados – Vaya, estoy conociendo a un famoso.
- Señor Styles – llama una enfermera – Su amigo está bien. Pueden irse a casa.
- Te vas... - digo yo bajando la cabeza – Yo aún me tengo que quedar para ver si no tengo contusiones ni nada.
- Jas – dice él levantándome la cabeza – El destino nos ha juntado. ¿Quien dice que no lo volverá ha hacer?
- Será cosa del destino entonces – murmuro.
- Créeme Jasmine. Nos volveremos ha encontrar – dice él.
Entonces suelta mi barbilla con cuidado y entra a la habitación que supongo que será de su amigo.


Dos años después...

Dos años han pasado des de que vi por última vez a Harry. Vuelvo ha estar en el hospital. Ayer me rompí la mano mientras iba en patinete. Me ha adoptado una familia muy simpática, ya que soy aún menor de edad y no puede vivir sola.
- ¿Quien eres? - dice la voz de un chico al otro lado de la cortina.
Es mi compañero de habitación. Lo trajeron ayer por la noche y no habla mucho. No le he visto ni la cara. Siempre tiene puesta la cortina.
- Tu compañera.
- ¿Porque estás aquí, Jas?
- Oh, me rompí la mano mientras iba en patinete y... - digo yo – Espera. ¿Me has llamado, Jas? Solo una persona me ha llamado Jas en toda mi vida y no te he dicho ni mi nombre.
- Tranquila o te va a sentar mal.
Cierro los ojos porque empiezo a marearme, y entonces siento unos labios encima de los míos, hasta que lentamente se separan.
- ¿Hazza? - pregunto abriendo los ojos.
- Te dije que el destino nos volvería a juntar.


____________________

Bueno chicas este capitulo va dedicado a Kiss The Girl:
1r: porque siempre comentas een todos y cada uno de los capitulos
2: por tener una maravillosa novela
3: no te preocupes por toda esa gente que vota en negativo no vale la pena :P
4: porque si jajaja

Besos!!

sábado, 15 de diciembre de 2012

Zayn Malik "Mi profesor de química"


Dejo el libro de química encima de la mesa y miro el reloj. Las tres de la tarde. Tres horas estudiando, y al fin he acabado. Nunca se me ha dado demasiado bien la química, por eso cada día, mi estúpido hermanastro me da clases.
- ¡Ashley baja a comer! - grita mi madrastra des de a bajo.
Salgo disparada de mi habitación, y bajo las escaleras de mi casa, hasta llegar a la cocina, donde está mi madre, mi padre y él.
- Vamos Ash, hoy hay pollo – dice mi padre mientras se sirve un poco en su plato.
- Se me ha quitado el hambre – digo mirándolo con desprecio.
- Ash, tienes que aceptar, que vivo aquí, y que algún día tendremos que llevarnos bien – dice con su arrogante pero perfecta sonrisa.
- Callate Malik – le ordeno, y me concentro en el pollo.
Empiezo a comer lo más rápido posible, para que podamos subir ha estudiar, y antes desaparezca él de mi vista.
- Vamos a estudiar – digo yo dando un fuerte golpe con los cubiertos en la mesa.
- Nosotros nos vamos a ver a los abuelos, volveremos a la hora de cenar – dice mi padre levantándose.
- Por favor no destruíais la casa – dice Amanda. Mi “madre”.
Ella coge el bolso, y mi padre la cartera y desaparecen por la puerta dejándome sola con la cosa a la que llamo hermanastro.
- Voy a ducharme. No molestes – digo mientras subo, pero solo oigo su risa arrogante.
Me meto en el baño y me saco la ropa. Me miro en el espejo con tan solo la ropa interior. Nunca me he considerado una chica guapa ni con buen cuerpo, aunque mis amigas digan lo contrario, yo me veo como una más.
Me meto en la ducha con él agua congelada. No me gusta bañarme con agua caliente. Cuando estoy a punto de acabar siento como de repente el agua se vuelve caliente. No está ardiendo, pero aunque esté un poco caliente, a mi me parecen llamas.
No me molesto ni siquiera en mirar si es un problema del grifo. Ya se cual es el problema.
- ¡Zayn Malik!
Cojo una toalla del toallero y me la envuelvo en el cuerpo para abrir la puerta seguidamente, y encontrarme con los ojos marrones de mi odioso pero guapo hermanastro.
- ¡¿Que mierdas has hecho?! - le grito. El empieza a mirarme de arriba a bajo, haciendo un chequeo completo de mi cuerpo, y sobretodo de mis largas piernas – ¡Deja de mirarme y vuelve a poner el agua fría!
Empieza a acercarse a mi, y yo empiezo ha andar hacia atrás y vuelvo a entrar en el baño. Pongo la mano en la puerta para cerrarla, pero cuando voy ha hacerlo, Zayn se cuela dentro del baño y nos encierra a los dos.
- ¡Apartate bestia asquerosa! - le espeto empujándolo, pero no se mueve ni un centímetro.
- Vamos Ash tranquila – dice él poniendo una mano en mi cintura.
- ¡Que te quites bicho asqueroso! - le grito lo más fuerte que puedo.
- ¿Bicho asqueroso? Me has visto bien – dice con una sonrisa. La verdad es que mi hermano es todo menos feo.
- Por desgracia si que te he visto bien – digo yo mintiendo, y entonces me doy cuenta de que no lleva camiseta.
- Quitate la toalla – me ordena sonriendo.
- ¿Perdón? - digo sin creerme lo que me ha pedido.
- Lo siento, ¿eres demasiado tonta para entenderlo? Que te quites la toalla.
- Ya te he oído la primera vez. No pienso quitarme la toalla.
- Ashley, no querrás que papá se entere que te saltaste clase hace dos semanas para ir a una fiesta, ¿verdad?
Mierda. ¿Como lo sabe? Hago lo que Zayn me dice, ya que si mi padre se entera me mata. Y literalmente.
El abre los ojos y se queda mirando mi cuerpo una y otra vez. Me acerca un poco más, pero a no se porque esta sensación ya no me provoca asco.
- Suéltame Zayn por favor.
- Quince años, y con ese cuerpo de infarto – dice él relamiéndose los labios.
- ¿Porque haces esto?
- Siempre me has gustado Ash – dice él – Supongo que nunca he sido lo suficientemente valiente para decírtelo – sigue hablando con la cabeza mirando al suelo y una sonrisa triste.
Me devuelve la toalla y me envuelvo en el cuerpo.
- ¿Porque no me lo habías dicho antes, Zayn?
- Me odias.
- No te... odio – digo – Solo que hecho de menos a mi madre y a mi hermano, y teneros aquí ocupando su lugar.
- Lo entiendo, pero algún día, tendrás que aceptarme. Aunque no sea como novio, como hermano.
- ¿Que has dicho? ¿Aceptarte como novio? - digo atónita.
- No, yo no he dicho eso. Lo has entendido mal – dice dándose cuenta.
- Lo he entendido perfectamente Zayn, ¿Que querías decir con eso?
En ese momento suena el timbre, y Zayn suelta algo que no logro entender. Sale del baño y al cabo de dos minutos se oyen las voces de mi padre y Amanda y el portazo de la puerta de la calle.
Me visto rápidamente, ya que había acabado de ducharme antes de que Zayn quitase el agua fría, y bajo donde están mis padres. No hay rastro de Zayn.
- Papá, ¿donde está Zayn? - pregunto.
- Se ha ido – dice Amanda – Ha dicho que tenía cosas que hacer.
- ¿Como ha ido hoy la clase con Zayn?
- Esto... Ha sido genial. He aprendido muchísimo – digo yo. Por suerte siempre había sido una buena mentirosa y no se me notaba.
- Suerte que la casa no se ha venido a bajo – dice mi padre.
- Si ya... Me voy a dormir – digo rápido.
- Cielo son las cinco de la tarde – dice Amanda.
- Lo sé, pero... tengo sueño eso es todo.
- Bueno vale – dice mi padre confuso.
Subo arriba y me pongo el pijama. Después de lo de Zayn me he quedado muy confusa, y ahora encima se va sin decir nada.

Me despierto gracias a la luz del sol que entra por la ventana. Gracias sol pienso yo. En ese momento escucho unas risitas en el salón, así que no me preocupo ni en quitarme el pijama y bajo al salón, donde veo a Zayn y a una chica castaña guapísima riendo en el sofá.
- ¿Interrumpo algo? - digo bajando las escaleras.
- No claro que no Ash – me responde Zayn – Ella es Bárbara – dice señalando a la chica.
- Bien, voy ha hacerme el desayuno – digo secamente.
- ¡Hazme una tostada porfa! - grita Zayn.
- Vale pesado – digo yo.
Empiezo a cocinar y sigo escuchando las risas por parte de los dos. ¿Que me pasa? Me pregunto a mi misma. Zayn siempre ha traído chicas a casa y nunca me ha molestado lo más mínimo.
- ¡Haber cría estúpida! ¡Sal de mi casa! - le grito, y la chica tiene una cara que refleja mucha confusión. Como no se mueve la cojo del pelo y la hecho fuera de mi casa – ¡Vete a zorrear a otro sitio!
Cierro la puerta de golpe y me dirijo a Zayn.
- ¿Y tu que? ¡Ayer me dices que si no te acepto como novio lo haga como hermano, y hoy traes a la guarra esta! ¡Y lo peor es que sabes que me gustas y aún así haces todo esto! ¡Por que tuvisteis que aparecer en nuestras vidas!
Se hace un silencio, pero al segundo Zayn empieza a reírse sonoramente y de tanta risa cae al sofá sin parar de reír en ningún momento.
- ¡¿De que coño te ríes ahora?!
- Era mi prima. Bárbara Malik – me dice todavía riendo.
- ¡Espera! ¡¿Tu prima?!
- Si – dice asintiendo intentado parar de reír.
- ¿Porque no me lo habías dicho? - digo volviendo a mi tono normal.
- No me diste oportunidad – dice acercándose mucho a mi, pero no me aparto – Entonces... ¿Te gusto? ¿Porque no me lo habías dicho?
- No me diste oportunidad – digo graciosa imitando su frase.
- No tienes ni idea de lo mal que lo he pasado estos años porque pensaba que me odiabas.
- Te odiaba – admito – Pero supongo que por dentro te quería, pero no lo quería admitir.
- Te quiero payasa – me dice.
- Te quiero imbécil – le digo.
Acorta la distancia que queda y después de tres largos años por fin nos damos ese beso que tanto él como yo hemos deseado.
- ¿Que mierda pasa aquí? - se oye la voz de mi padre gritar.
Miro a Zayn que me sonríe y le doy la mano. Entonces de mi boca solo salen siete palabras, pero al parecer, tan solo esas siete palabras hacen a Zayn más feliz que nada en el mundo.
- Te presento a mi novio. Zayn Malik.

_______________________________________

Bueno aquí os dejo el primer One Shot reción hecho jejeje. Espero que os guste mucho.

Besos!!
MarinaXX (DirectionerForever)

jueves, 13 de diciembre de 2012

Introducción

Heyy Girls!!
Bueno, me llamo Marina y he creado esto blog donde habrá One Shots de One Direction, y serán de vez en cuando, ya que tengo otros dos blogs con historias.
Espero que lo disfruteis mucho!

Besos!!!
MarinaXX