miércoles, 2 de enero de 2013

Harry Styles "Un destino cruel"



Paso por su lado en la cafetería y lo miro de reojo. El sigue con esa rubia oxigenada, haciendo como si nunca hubiese pasado nada. ¡¿Como puede tener tanta cara?!, pienso yo. Es decir, ya se que no me visto como las rubias tan increíbles de mi colegio. No soy de esas que se pasan horas y horas delante del espejo intentando con seguir en conjunto ideal para impresionar al chico al que quieren. Nunca en mi vida he llevado ninguna minifaldas o algún vestidos. Solo cuando era pequeña, pero cuando descubrí las sudaderas, nada me hizo cambiar de opinión. Siempre llevo sudaderas. Pero ese tampoco es ningún criterio para acostarse conmigo y después ignorarme.
Los sigo mirando. Es decir, ¿porque me molesta? Harry y yo acordamos que nada de sentimientos. Solo para echarnos un polvo, pero apuesto lo que sea a que si yo fuera allí a interrumpir, el seguramente me mandaría a la mierda, mientras que cuando yo hablo con Niall, o con otro de mis mejores amigos, Zayn, o incluso cuando estoy quedando para hacer un trabajo para clase, él viene y espanta a todo el mundo.
Es más raro que un perro verde. No hay quien lo entienda, pero al fin y al cabo, es un chico, y ¿que clase de ser humano entiende a los chicos
- ¡Leah! – grita alguien mi nombre. Me giro, aunque reconocería aquella voz a kilómetros de distancia- Hola Niall – murmuro.
- Tengo que decirte algo, pero me tienes que prometer que no se lo dirás a nadie.
- Claro cuenta – digo poniéndome la capucha de la sudadera, girándome y empezando a guardar los libros en la taquilla roja del colegio.
- Tiene que ser algo más fuerte que eso. Promesa de mejores amigos – dice Niall cogiéndome de los hombros y girándome.
- Promesa de mejores amigos – digo sonriendo mientras le extiendo el meñique, y el lo enreda con el suyo. Niall hace que me olvide de todos mi problemas – Prometo que no diré nada de lo que me digas.
- Pues... – empieza Niall y en ese momento me pongo seria.
- ¡¿Como es que te has acostado con Harry Styles y no me lo has dicho?! – grita mi mejor amiga Lena apareciendo y cortando a Niall.
- ¿Como lo sabéis? - pregunto con los ojos muy abiertos y algo confusa.
- Bueno, eso es lo que quería explicarte – dice mi mejor amigo. – Harry te... bueno.... os grabó mientras os acostabais para poder ganar una apuesta. Solo lo ha visto su mejor amigo, nadie más. Lo siento Leah – me dice él con la cabeza gacha. Niall es uno de los mejores amigos de Harry y ahora se siente mal, porque siempre me dice que es buen chico.
No hago nada. La verdad no tengo palabras. ¡¿Una apuesta?! ¡¿Y encima lo gravó todo?! Este niño es para matarlo.
- ¡¿Que ha hecho que?! - grito.
No espero a que mis amigos me contesten. ¡¿Para que?!. Voy corriendo a la mesa de Harry donde está medio dándose el lote con Melanie, la rubia oxigenada.
Esta esta en la falda de Harry mientras lo come la boca, y tiene las manos alrededor de su cuello mientras juega con sus rizos. Él, tiene una mano por dentro de la camiseta de Melanie, mientras que la otra recorre sus piernas una y otra vez.
No se porque pero esa sensación me provoca asco, aún así, no me detengo y sigo mi camino hasta llegar a su lado. Cojo a Melanie de los pelos
- ¡Tu Harry! – grito y media cafetería se nos queda mirando.
- ¿Quieres algo preciosa? - me dice Harry con su estúpida sonrisa, y retirándose unos rizos de la frente mientras se muerde el labio inferior y me mira de arriba a bajo sin ninguna discreción en absoluto.
- ¿Puedo hablar contigo, Harry? - pregunto.
- Claro preciosa – me dice apartando a Melanie con brusquedad – Ahora vengo.
- No tardes amor – le dice ella.
Cojo a Harry de la muñeca y tiro de él, hasta llevarlo al cuarto del conserje. Él me mira con una sonrisa pícara. Creo que espera otra cosa.
- Preciosa, si querías que lo repitiésemos, me lo hubieses dicho.
- ¿Porque lo has hecho? - pregunto.
- Veo que Niall es un buen amigo – me dice riendo.
- ¿Que significa eso?
- No he gravado nada Leah – me dice acercándose a mi, mientras que yo doy un paso hacia atrás.
- Él no me ha dicho eso.
- Yo le dije que te lo dijese porque necesito hablar contigo.
- ¿Y para eso se tenia que enterar toda la escuela?
- Si no no hubiese podido hablar – confiesa riendo.
- Tienes razón – digo mientras me alejo porque él a avanzado, pero lamentablemente me choco contra la pared.
- ¿Porque te alejas? - dice con una sonrisa.
- No me alejo – digo intentando abrir la puerta, pero él pone una mano encima de la mía, haciendo que quedemos más cerca, y evitando que pueda girar el pomo de la puerta – Harry dejame salir de aquí.
- No hasta que me escuches Leah – dice poniendo su otra mano en mi cintura y acercándome a él de tal manera que nuestros labios se rozan.
- Que si que te escucho, te perdono y te compro un toro si quieres también, pero dejame salir.
- No eres como las demás Leah – dice mirándome a los ojos.
- Eso se lo dices a todas Harry. ¿Te crees que soy estúpida?
- Leah dejame como mínimo.
- No, y ahora dejame salir de aquí o te denuncio por acoso – digo intentando abrir la puerta.
- Vale, lárgate de aquí – dice él.
Harry abre la puerta, sale, y la vuelve a cerrar dando un gran portazo. Crío estúpido. Mujeriego sin sentimientos. Inhumano pienso mientras salo por la puerta.
- ¡Leah! ¡Leah! - oigo la voz de Lena y Niall.
- ¡¿Que?! - me giro bruscamente.
- Harry ha tenido un accidente.


Dos horas después...

Después de la noticia de Harry, no volví a ver a Niall, Zayn, Liam o Louis en todo el rato. Ellos cuatro son sus mejores amigos. Cuando Niall me lo dijo, sentí la extraña necesidad de ir al hospital, pero Niall no me dejó. Me dijo que Lena me llevaría cuando acabaran las clases.
- ¡Lena vamos! ¡Harry está en hospital! - digo para que conduzca más rápido.
- Ya voy pesada. A demás, ¡¿A ti que te importa?! ¡Si ni siquiera te cae bien!
No respondo, principalmente porque tiene razón. Siempre le he dicho a Lena que Harry me caía muy mal, pero no se porque no puedo evitar preocuparme.
Lena, ¡por fin! Llega al hospital, y bajo lo más rápido que puedo del coche para dirigirme a secretaría y preguntar por Harry.
- Harry Edward Styles Cox – dice la mujer – Salía corriendo del instituto cuando un camión se lo llevó por delante. Cuando llegó la ambulancia no paraba de decir cosas sin sentido, pero solo entendimos un: Te quiero Leah, por favor sal conmigo, y más tarde de camino aquí, no paraba de repetir el nombre de Leah – me dice la mujer, y sonrío involuntariamente mientras el corazón empieza a latir me muy fuerte – Tiene una fuerte contusión en el cerebro, y ahora mismo está en coma. No sabemos si despertará, pero si lo hace, posiblemente haya perdido la memoria.
- Si... - empiezo yo con voz entrecortada – Si Harry pierde la memoria... ¿la recuperará algún día?
- Lo más probable es que no. habitación 703 – me dice, y me hace una señal.
Subo corriendo por las escaleras hasta el séptimo piso, y busco con desesperación la habitación 703 cuando veo a Niall entrando en una, así que lo sigo corriendo y abro la puerta de golpe.
- ¿Leah? - dicen los cuatro amigos de Harry a la vez.
- ¿Como está Harry?
- Supongo que la enfermera ya te habrá contado, ¿verdad? - me pregunta Niall mientras que los demás me miran con odio.
- ¿Pero por que salió así?
- Por tu culpa niña malcriada – me dice Zayn.
- Zayn dilo más suave – le susurra Niall por lo bajo, pero logro oírlo.
- ¿Culpa mía? ¡Yo no he hecho nada! - me defiendo.
- Si, si que has hecho Leah – dice Louis – Harry te quiere. Y tu no lo creías.
- Él tubo que salir de lo frustrado que estaba, y fue cuando el camión lo arroyó – dice Liam.
- Pero no lo hice adrede.
- Lo sabemos Leah. Lo sabemos – dice Zayn – Sentimos haber sido así.
- No pasa nada – digo sonriendo.
Nos callamos, y no hablamos hasta que una voz ronca e increíblemente sexy llama mi nombre. No se oye prácticamente, pero es lo suficientemente alto para que lo pueda oír.
- Leah...
- ¡Harry! - me acerco corriendo a la camilla – Lo siento mucho, siento no haberte creído de verdad.
- Leah deja que hable yo – casi no puedo oírle – Leah te amo. Si hacía todo eso era solo para ponerte celosa y yo lo siento... - dice a la vez que su voz se apaga y va cerrando los ojos.
- ¡Harry no me dejes! ¡Harry joder no ahora! Te amo... - susurro, y cojo su mano. Él me la aprieta, pero al cabo de unos minutos se afloja, y suena un pitido de fondo – ¡No! - suelto el chillido más grande de toda mi vida, y los médicos y los chicos entran.
- Lo siento chicos – dice él médico – Ha sido fuerte...
- …Pero no lo suficiente – concluye Zayn.
- Por favor iros fuera – nos dice él médico y obedecemos.
- Yo lo quería – digo sentándome en una de las sillas.
Pero en seguida me levanto cuando veo que los médicos dejan libre la habitación de Harry. Él está tapado con una manta, y empiezo a pensar que puedo hacer cuando veo unas jeringuillas para las personas que necesitan más azúcar.
Soy diabética. Mi cuerpo no quema suficiente azúcar y me inyectan jeringuillas para reducirlo, no para aumentarlos.
- Eso es lo que haré – susurro cogiendo una jeringuilla e inyectándome la en el brazo.
Siento como todo el cuerpo me empieza a sudar y empiezo a marearme.
- Te amo Harry – digo para seguidamente caer al suelo.
Lo único bueno de todo esto es que volveré a estar con la persona que más quiero en este mundo aunque no em había dado cuenta hasta hace poco.

________________________________________

Bueno chicas... ¿que os ha parecido? Un poquito triste la verdad jajaja pero no todo acaba bien siempre

PD: gracias a todas a las que les gusta el blog, a las que no les gusta también, y a las que comentan. ¡Sois geniales de verdad!

Besos!!
MarinaXX

10 comentarios:

  1. J O D E R. eso so que no me lo esperaba. O.O

    One Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja soy una caja de sorpresas. Al principio iba a hacer que acabaran felizes, pero luego me pregunté ¿y porque no cambiarlo? Y ala final triste jajaja

      Besos!!

      Eliminar
  2. Es diferente, me ha gustado y así por lo menos están juntos jeje tengo q admitir q casi lloro con lo de Harry xD
    Un besoo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentarios, es que quería probar algo diferente por si os gustaba. Yo admito que se me escapó una lágrima mientras escribía

      Besos!!

      Eliminar
  3. ¡Madre! Ah decir verdad, me encantó. Ha sido trágico, pero romántico, con sentimiento y con tristeza. Dios, estuvo muy muy bien. A mí no me gustan estos tipos de finales, pero sin en cambio, me encantó. Es que, como coj**** haces para que tooodas tus mini historias te salgan tan rematadamente bien (?) en serio, eres fantástica ;)

    Kisses! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! A mi las historias tragicas tampoco me gustan demasiado, pero decidi de probar algo nuevo a ver que tal jajaja

      Besos!!

      Eliminar
  4. aww me encanta de verdad. En serio que eres una estupenda escritora.
    ¿Podrías pasarte por mi blog? Estoy escribiendo una novela de los chicos :D
    www.1dstar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTO LA VERDAD ES DIFERENE A LAS OTRAS!!!!!
    TE FELICITO X TU TRABAJO Q HAS HECHO

    ResponderEliminar
  6. OMG amo a Harry casi lloro con la historia
    Es muy triste y romántico a la vez TAN BONITO
    MIL GRACIAAS besitos

    ResponderEliminar
  7. Oh Dios!! Me encanto *o*
    Es geniaaal
    A pesar de los trágico, me encanto, en serio. Escribes muy bien :3

    ResponderEliminar