martes, 3 de septiembre de 2013

Zayn Malik "Mi profesor de química" Parte 2, 1/2

Me miro en el gran espejo de la pared, y por un momento tengo ganas de ponerme a llorar de nuevo. Doy pena. Demasaida pena. Tengo todo el pelo revuelto. Hace una semana y media que no salgo de la cama. Mi madre me deja la comida en la puerta, y cuando se va, salgo a comer. Tengo la cara horrible, y el móvil apagado des de hace dos meses. El primer mes, mi madre me decía que mis amigas estaban a bajo, pero yo no bajaba. Ni siquiera contestaba.
La sábana está manchada de sangre. Últimamente no he hecho más que cortarme, y estoy segura de que he perdido mínimo diez quilos en estos dos meses.
Y todo este sufrimiento tiene un nombre.
Zayn Malik.
- Ash - dice la voz grave de mi padre golpear la puerta.
- ¡No tengas la decencia de llamarme Ash! Ash fue el mote que me puso mi padre. El que me quería. ¡No el padre en el que te has convertido! - grito echandome a llorar de nuevo.
- Ashley sabes que no podías estar con Zayn. Era tu hermano. ¿Que pensaría la gente?
- ¡Es decir que lo decías por eso! ¡Me obligaste a dejarlo por lo que diría la gente de nuestra familia! ¿Y tu te haces llamar ser humano? - grite con todas mis fuerzas.
- ¡Basta, Ashley! Fue lo mejor para los dos, y no hay nada más que hablar.
Escucho como sus pasos se alejan, y las lágrimas vuelven a caer de mis ojos. Lo hecho de menos. ¿La razón? Porque lo amo como a nadie.


- Ashley - dice mi madre tocando a la puerta.
- ¿Mamá? - digo levantándome de la cama. Al parecer ayer me quedé dormida entre lágrimas.
- Ashley abre.
- No - niego con la cabeza aunque ella no pueda verme.
- Hija, quiero hablarte de Zayn.
En ese momento mi mundo se paraliza, y abro la puerta cuando consigo ver la realidad. Allí veo a mi madre con los ojos rojos. Dos meses sin verme han sido demasiado.
- Hija, ya casi se me había olvidado como eras.
- Pasa mamá.
Entra en mi habitación y da una pasada a mi habitación. Suspira cuando ve los millones de pañuelos esparcidos por el suelo.
- ¿Cuanto hace que llevas puesto el pijama? - dice arrugando la nariz.
- Des de que papá arruinó mi vida.
- Se nota que no te lo has quitado.
Ignoro el comentario de mi madre y ambas no sentamos en la cama. Yo me meto otra vez entre las sábanas, y ella se queda sentada.
- Hija no puedes estar así de por vida.
- Si que puedo. Papá arruinó mi vida. Me separó de Zayn. ¿Y sabes que es lo peor? Que tu no hiciste nada para evitarlo.
- Ashley ¿que querías que hiciese?
- Haberlo impedido. Haber intentado convencer a papá. Mamá, yo lo amo. Demasiado.
- Tienes que olvidarte de ese día - dice mi madre, y los recuerdos me invaden.


*Flashback*
- Te presento a mi novio, Zayn Malik - dije yo sonriente.
Zayn también sonrío, pero perdió la sonrisa cuando vio la mirada fría y furiosa de mi padre y de su padrastro. 
- ¿Que tu te has liado con mi hija? - grita mi padre rojo de la rabia y andando hacía Zayn para pegarle un puñetazo.
- ¡Papá espera! - grito poniendome en medio de los dos - No hemos hecho nada, tranquilizate.
- Señor, yo le juro que trataré a su hija lo mejor que pueda - dice Zayn y luego añade - Papá por favor.
- ¡No me vuelvas a llamar papá! Yo no soy tu padre. Tu eres el hijo de mi esposa. ¡No el mío!
- Papá, por favor no hagas esto.
Mi padre caminó hacía mi, y me puso en el hombro. Me encerró en mi habitación, y lo único que pude ver fue a Zayn saliendo de casa con una maleta de viaje.
- ¡Zayn! - grité des de la ventana de mi cuarto.
Mi hermano, mi novio, el amor de mi vida, se giró, me mandó una mirada triste, hizo un movimiento con la mano, y se metió en un coche que se lo llevó lejos de mi vida.

*Fin del flashbak*


- Ashley, tienes que olvidarte de ese día - repite mi madre.
- No puedo mamá.
- Alomejor Zayn se ha olvidado de ti, cielo.
- ¿Como puedes decir eso? ¡Es tu hijo también!
- ¿Entonces porque no te ha llamado?
- Papá le quitó el movil - digo llorando de nuevo.
- Mira, hija. Sé que lo que hizo tu padre fue injusto, y yo estoy a favor de lo vuestro.
- ¿De verdad? - levanto la cabeza. No puedo verlo, pero se que mis ojos brillan de felicidad.
- De verdad.
Me abalanzo sobre mi madre como nunca antes lo había hecho y le doy un abrazo. Un fuerte abrazo. Creo que nunca he sonreido tanto antes.
- Cielo, me dejas sin respirar.
- Lo siento mamá - digo separándome - ¿Y que vamos ha hacer? - digo limpiándome las lágrimas de los ojos.
- He llamado a Zayn - dice ella, y siento como mis ojos se van a salir de mis órbitas - Viene mañana a casa.

CONTINUARÁ....

__________________

He estado desaparecida mucho tiempo. Demasiado. Pero estoy de vuelta!
He leido los comentarios y muchos querían la segunda parte de la historia de Zayn, así que he decidido hacer una, pero la voy a partir por la mitad, por lo cual la segunda parte la subiré mañana o pasado, depende de el tiempo que tenga :))

Graciaaas a todas las lectoras que siguen allí!!