lunes, 23 de diciembre de 2013

Niall Horan "El chico nuevo"

El director dijo Nelly Willson por el altavoz. Funcí el ceño des del asiento de la clase de geografía y el profesor me dio permiso para salir hacía el despacho del director. Me retoqué en uno de los espejos del pasillo antes de entrar. Tenía la mala costumbre que cada vez que veía un espejo tenía que mirarme en el.
Me sonreí a mi misma al mirarme al espejo y llamé a la puerta del director Parker.
- Pase señorita Willson - respondió una voz grave.
Obedecí y entre en el despacho en el que había entrado millones de veces. Era una buena estudiante por lo que siempre me llamaban para dar clases de recuperación.
- ¿Me llamaba para algo en especial, director Parker?
Cuando me fijé en el director me dí cuenta de que había un chico de espaldas. Y que espalda. Era rubio con el pelo corto y peinado hacía arriba con un bonito tupé.
El chico se giró y se me cortó la respiración por unos segundos. Tenía unos ojos azules que me hacían recordar a los de mi abuelo por lo que me quedé embelesada. Su piel era pálida y tenía unas pecas por la cara. Sus labios eran finos y rosados.
- Hola - saludó levantando las cornisuras de los labios y mostrando unos dientes con braquets.
- Nelly, te presento a Niall Horan. Ha venido hoy des de Irlanda.
- Encantada - le dije sonriendo de vuelta -. Pero señor, no entiendo que hago aquí.
- Nelly, me gustaría que le diese clases al señor Horan y si puede ser que le enseñe las instalaciones del colegio.
- Pero director, ahora estamos en examenes finales y... - intenté decir, pero me cortó.
- Quiero avisarle, que al ser el último año aquí no le vendrían mal algunos creditos extras. Le vendrían bien para entrar en una buena Universidad. A demás, no es la primera vez que hace de tutora de algun alumno de esta institución.
- ¿Que es exactamente lo que tengo que hacer? - pregunté.



- Y finalmente este es el gimnasio.
Finalicé el recorrido y me giré para verlo. Era increiblemente guapo, pero yo tenía novio y no podía fijarme en ese tipo de cosas. Louis Tomlinson, mi novio y mi mejor amigo. Llevabamos saliendo dos años y tres meses. Fue mi madre la que me obligó a salir con él, y su madre también lo obligó a él. Nosotros dos nunca hemos querido ser más que mejores amigos, pero por la presión de ambos padres nos vimos obligados.
- Bonito instituto - se limitó a responder con una sonrisa.
- Precioso - dije con ironía -. ¿A que hora te va bien para estudiar?
- Cualquier día - dijo él -. Necesito repaso de matemáticas.
- Bien, ven a esta direción en una hora - dije dándole un papel.
- Claro.
Asentí y me fui de allí para ir a buscar a Louis a la salida del colegio. Éramos vecinos des de los cinco años y siempre nos ibamos juntos al colegio.
- ¡Lou! - dije y salté encima de él rodeando su cadera con mis piernas.
- Pequeña - dijo el cogiéndome de los muslos - ¿Como ha ido el día? No te he visto en clase.
- El director me ha llamado en medio de la clase de geografía. Hay un chico nuevo y tengo que darle clases de recuperación.
- Algo he oído. Me han dicho que es irlandés. Muchas chicas ya babean por él.
- Es guapo, pero para mi siempre serás el mejor - dije cogiéndole de la cara y dándole un beso en la mejilla a mi mejor amigo.
- Me encantas - dijo abrazándome.
Ambos sabíamos que ninguno de los dos sentíamos nada el uno por el otro, pero por nuestras madres teníamos que seguir juntos. Nuestras familias eran muy importantes, así que nuestros familiares querían juntar ambos negocios, y una buena manera de hacerlo era juntando a los hijos.
Llegamos a casa después de diez minutos en el coche con Louis. Me contó que había conocido a una chica y que le había gustado. Habían quedado un par de veces, y que ella esperaba que Louis diese el siguiente paso, pero que no podía hacerlo.
- De verdad que lo siento, Lou - dije abrazándolo.
- No importa fea - contestó burlón.
- ¿Con que soy fea?
- Eres preciosa, pequeña. Lo sabes - dijo mirándome - Nos vemos esta noche.
- ¿Vienes a cenar? - pregunté confusa.
- Tu madre y la mía han quedado. Dicen que tienen algo importante que decirnos.
- ¿Porque es me huele a que va a acabar mal?
- Va a acabar mal - respondió Louis -. Hasta esta noche, pequeña.
- Adiós Lou - dije besándolo en la mejilla y metiéndome en casa.
Busqué a mi madre por los tres pisos que tenía mi casa y no la encontré, por lo que me esperé a que Niall viniese y me puse a ver la televisión.
Después de treinta minutos el timbre sonó y me levanté para irle a abrir a Niall. Estaba sonriendo detrás de la puerta, y le sonreí de vuelta.
- Hola, Nelly - dijo Niall dándome dos besos en las mejillas.
- Hola - contesté -. Pasa por favor. Sientate en el sofá.
Niall asintió y nos pusimos a estudiar un poco de matemáticas. Le costaba bastante, porque en Irlanda había un nivel un poco inferior. Niall me dio su número. Me cayó mucho más bien de lo que pensaba y cada vez me gustaba más.
Después de dos horas estudiando acabamos, y mi madre apareció por la puerta, seguida de la señora Tomlinson, Johannah Tomlinson, y de Louis.
- Hola mamá - dije levantándome nerviosa del sofá y observé como miraba muy mal a Niall.
- Fuera - le dijo a Niall.
El rubio se sorprendió, pero al ver mi cara y la de mi madre cogió rápido sus cosas y se marchó de nuestra casa.
- ¿Tenías que ser así, mamá? - pregunté enfadada.
- Tenemos que hablar - dijeron Johannah y mi madre a la vez.
- ¿Que ocurre? - preguntó Louis vinendo hacía mi y cogiéndome la mano.
- Tenemos una buena noticia - dijo la madre de Louis.
- ¿Podemos parar de fingir? - preguntó Louis abrazándome - ¿Podemos volver a ser solo amigos?
- Claro que no - respondió mi madre.
- ¿Entonces...? ¿Que es entonces? - pregunté con miedo.
- ¡Os vais a casar! - dijeron sonrientes y aplaudiendo con las manos.
- ¡¿Como?! - gritamos Louis y yo.
- ¿No os gusta la sorpresa?
- ¡Tengo dieciséis años, no puedes obligar a casarme con nadie!
- Claro que puedo. Si os juntáis las dos familias se juntaran.
- ¡Mamá tengo diecisiete! ¿Porque me haces esto? ¡Y encima con mi mejor amiga! - gritó Louis.
- No hay nada más que hablar.
No me acordaba mucho de ese momento, lo único que recordé es que empecé a gritar y subí corriendo a mi habitación. No sabía que hacer en ese momento, lo único que recuerdó es que llamé a Niall y me desahogé con él durante tres horas.



*Seis años después*

Hoy hacía un mes y medio que mi madre había muerto de cáncer. Se le detectó cuando yo tenía diecisiete años, poco después de casarme con mi mejor amigo. Justo ayer firmamos el divorcio con Louis. Decidimos quedar como mejores amigos, lo que siempre habíamos sido.
Él ahora esta comprometido con la chica de la cual estaba enamorado cuando tenía diecisiete años y yo nunca he dejado de hablar con Niall en ningun momento.
Hemos tenido nuestros encuentros, igual que Louis los había tenido con Lily, su prometida. Cada día que pasaba estaba más enamorada de Niall, y por fin después de seis años pude estar con él.
- No me puedo creer que haya tenido que pasar todo lo que ha pasado para estar juntos - dije mientras una lágrima de tristeza recoría mi mejilla.
Aunque mi madre me hiciese muchas cosas malas, seguía siendo mi madre y la amaba mucho.
- Estoy contigo, Louis está contigo, todos estamos contigo - dijo Niall besándome y poniendo mi cabeza en su regazo -. El bebé está contigo.
- No se si estoy preparada para ser madre. Es mucha responsabilidad. ¿Y si no le doy lo que necesita? - dije preocupada y mi futuro marido hizo una cara de sorpresa fingida pero muy graciosa.
- Serás la mejor madre del mundo y yo siempre estaré a tu lado para asegurarme que siempre sea así.
- Te amo - le dije mirándolo a los ojos -. No me dejes nunca, porque no podría soportar que alguien más me abandonara.
- Nunca te voy a dejar pequeña.
- ¿Recuerdas el día en que nos conocimos?
- ¿Como olvidarlo? - preguntó con una sonrisa - Yo fui el chico nuevo.

 _____________________

Hola!! Os traigo un nuevo One Shot por el cumple de nuestro BooBear. Bueno es mañana, pero mañana no podré subir así que lo subo hoy. 22 añitos hará... como crecen.
Hay algo que me gustaría comentar... En el blog hay 25 seguidores, y nadie comenta. Bueno, comentan dos o tres personas a veces. Me preguntáis si seguiré escribiendo. Si, seguiré escribiendo, pero en función de los comentarios también. Si yo veo que hay gente que lee las historias escribiré más a menudo porque tendré más motivación pero si siento que escribo para fantasmas y para unas cuentas fieles lectoras pues eso te pone un poco triste...

Bueno no me enrollo más, mañana a felicitar todos a Louis!


7 comentarios:

  1. K bonitoooooo!! Eres la mejor escritora del mundo!! :)

    ResponderEliminar
  2. me gustaria que sigas con esta novela me encanta es tan asdfgh :D

    ResponderEliminar
  3. puedo publicar tus novelas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes hacerlo siempre y cuando digas que son mias y me digas quien eres :)

      Eliminar