jueves, 2 de enero de 2014

Harry Styles "¿Preparada?

Me levanté de la cama nerviosa y giré sobre mi misma. Vi a Harry durmiendo y sonriendo a mi lado, y por instinto sonreí yo también. Pero mi felicidad acabó rápido porque sentí unas profundas ganas de vomitar. Me levanté corriendo de la cama y corrí al baño. Me incliné sobre la taza del váter y vomité todo lo que había comido la noche anterior. Entonces sentí unas manos en mi pelo y noté como Harry me hizo una coleta para que no me manchase. 
- Ya estoy - murmuré para levantarme.
Harry me soltó el pelo y yo fui a lavarme los dientes para quitarme ese horrible sabor de la boca. A través del espejo vi a Harry mirándome preocupado.
- ¿Cuando pensabas decirme que vomitabas tan seguido?
- No creí que fuese una cosa que valiese la pena comentar.
- ¿Cuanto? - dijo él mirandome.
- ¿Que quieres decir? - pregunté confusa.
- Cuanto tiempo tienes de retraso - explicó.
Me quedé en silencio. No quería decirle la verdad. Estoy segura de que si lo hiciese saldría corriendo.
- Un mes y medio - contesté cuando las lágrimas amenazaron con salir de mis ojos.
- ¡Mierda, Amber! - gritó llevándose las manos al pelo frustrado -. Me dijiste que tomabas la píldora. ¿Se te olvidó algun día, verdad?
- Varios - admití.
- Mierda, mierda, mierda... - decía Harry mientras daba vueltas por la habitación - ¿No te das cuenta de lo que has hecho? Tienes quince años, y yo diecinueve. Ya veo un bonito titular en las revistas. Amber Test, la novia de Harry Styles esta embarazada. Solo te tenías que encargar de tomar la píldora. ¿Tanto costaba? ¿Te das cuenta de que puedes arruinarlo todo por un estúpido error?
- ¡Basta ya! Aún no sabemos ni si existe el niño - dije llorando. Aunque tuviese razón, sus palabras me habían dolido.
- Amber, no estamos preparados para ser padres. Tengo un grupo y tu no has acabado el colegio. ¿Te das cuenta de que podría arruinar nuestras vidas?
- ¡No hables así de esto! Este niño no es un error.
- ¿Asi que estás aceptando que hay niño? - dijo Harry llevandose otra vez las manos en la cabeza - Mierda, tus padres me van a matar.
Y era verdad. Mis padres siempre estuvieron en contra de mi relación con Harry. Decía que era demasiado mayor para mi y que al se famoso me haría mucho daño.
Solté un fuerte suspiro sin saber muy bien donde meterme.
- Haber, tranquilo. Iré a la farmacia y me hare un test de embarazo.
- ¿Y si estás embarazada?
- Creí que habías dicho hace tiempo que querías compartir el resto de tu vida conmigo.
- Y quiero hacerlo pero no tan joven. No puedo dejar el grupo, no quiero. Es mi vida, esos chicos son mi vida, mis hermanos. La alegría de las Directioners, eso no se compara con nada. Quiero formar parte de tu vida y que tu formes parte de la mía, pero me hubiese gustado más tarde, cuando One Direction se hubiese separado.
- Pero no podemos hacer nada si hay niño, porque no pienso abortar - dije y salí de esa estúpida habitación.
Me subí al coche y conducí hacía la farmacia más cercana. Al bajar el coche todo el mundo me miraba, pero era normal, iba en pijama. Pedí el test de embarazo y la mujer me lo dio con una sonrisa algo triste. Mientras pagaba escuché la conversación de unas señoras.
- Pobres chicas, tan jóvenes y embarazadas.
- ¿Pobres porque? Ellas se lo han buscado, ahora que apechugue con lo que le viene.
- Pero se lo irá toda la juventud a la basura. Un niño es mucha responsabilidad.
Dejé de escuchar la estúpida conversación de esas mujeres y volví a subir al coche. Conducí de nuevo hasta la casa de Harry, pero al entrar no había nadie.
Me senté en la taza del váter y seguí las instrucciones al pie de la letra. Mientras esperaba la puerta del baño se abrió.
- Zayn - dije mirándolo.
- Hola fea - dijo sonriendo e intentando evitar su tristeza.
- ¿Te lo ha contado, Zayn? - pregunté levantandome hacía él.
- A todos - dijo.
- ¿Y que piensas?
- Pienso que no es error tuyo, es error de los dos. Bueno, ni siquiera es un error. Sé que Harry va a querer mucha al niño si es que estás embarazada, es solo que en ese momento estaba mucho en shock.
- Zayn no quiero que deje la banda por esta tontería.
- Hay muchos famosos que tienen hijos y no han abandonado sus carreras. Mira Shakira y Piqué por ejemplo. Con un hijo y sigue jugando a fútbol.
- Tengo miedo Zayn - dije sentándome de nuevo y rodeando mis rodillas con mis manos -. Tengo miedo que su carrera se vaya a pique por esta tontería.
- ¿Ya has mirado si estás embarazada?
Negué con la cabeza y cogí el test de embarazo en las manos. Se lo pasé a Zayn sin ni siquiera mirarlo. Mi mejor amigo lo observó por unos segundos y me lo mostró.
- Embarazada... - susurré mientras lloraba, pero no de tristeza sino de felicidad.
- ¿Estás embarazada? - dijo la voz de Harry apareciendo por la puerta. Asentí sin mirarle -. Zayn, ¿puedes dejarnos un minuto?
Mi mejor amigo salió por la puerta y Harry me miró fijamente.
- Lo siento - dijo arrodillándose junto a mi.
- Quiero tener al niño, Harry, y lo tendré contigo o sin ti - le dije -. Entiendo que por tu trabajo te hubiese gustado más no tenerlo, yo no se si estaré preparada para ser madre pero lo quiero intentar y si tu no...
- Por favor Amber, deja de hablar - dijo sonriendo -. Quiero tener al niño. Ya veré como coordino el niño y la banda al mismo tiempo, pero lo conseguiramos, ¿vale?
Asentí y busqué los labios de Harry hasta que los encontré.
- Mañana vamos al médico, ¿te parece?
- Claro, ¿que quieres? ¿Niño o niña? - preguntó.
- Me gustaría una niña, ¿como le pondríamos?
- A mi me gusta el nombre de Darcy - dijo Harry.
- Bueno ya lo miraremos - contesté besándolo de nuevo.
- ¿Seguro que estás preparada?
- Nací preparada.

3 comentarios:

  1. Seguro k el hijo d Harry es precioso;como el.

    ResponderEliminar
  2. Sube la segunda parte porfass!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había pensado en una segunda parte, pero veré que puedo hacer! :)

      Eliminar